Samsung confirma que las explosiones del Note 7 fueron por baterías defectuosas y fabricación apresurada

Todos conocemos lo que sucedió con el Galaxy Note 7, y después de dos recalls derivados de explosiones y la salida del mercado del dispositivo, Samsung finalmente ha dado a conocer los resultados de su investigación acerca de los problemas con el Note 7.

Como ya nos adelantaban las filtraciones de Reuters y Wall Street Journal, el problema estuvo en las baterías, además de una fabricación apresurada en el caso del primer recall. Como noticia adicional, y no menos importante, adelantaros que el Galaxy S8 no estará en el MWC de Barcelona.

Dos baterías, dos fallos, un solo dispositivo

Samsung ha explicado que el problema estuvo presente en ambos modelos de baterías que fueron usadas en el Galaxy Note 7. Sin hacer referencia a los fabricantes de estas baterías, que como sabemos provienen por Samsung SDI y Amperex Technology Ltd (ATL), la compañía sólo se refirió a ellas como ‘Batería A’ y ‘Batería B’, y en ambos casos provocaban un cortocircuito.

En la batería A el problema fue un defecto en el diseño en la esquina superior derecha, lo que provocó “deflexiones en el electrodo negativo” y un posterior sobrecalentamiento. Mientras que en la batería B, que según nos explican son las que fueron usadas en las unidades de reemplazo después del primer recall, se encontró un problema de fabricación dejando defectos en la soldadura que ocasionaban que el cobre se fundiera y provocara un cortocircuito.

Samsung Note 7 Infographic

Con esto queda descartado un posible fallo en hardware y software, ya que Samsung centra todo el peso de la crisis del Note 7 a la baterías. Y de aquí podemos concluir que en el caso de la batería A el problema estuvo en el diseño, donde se trató de hacerla de menor tamaño pero sin sacrificar capacidad, lo que derivó en componentes demasiado pequeños que al final afectaron el conjunto de electrodos, provocando así el cortocircuito.

Pero la que podríamos considerar la clave de la debacle del dispositivo es la batería B, la cual hubiese sido la salvación para el primer lote defectuoso. La mala noticia es que estas baterías fueron fabricadas de forma apresurada, provocando así un nuevo fallo completamente distinto al primero, ya que aquí el error estuvo en la soldadura. Estas baterías fueron el último clavo en el ataúd del Galaxy Note 7, y si no hubiese sido por ellas, el dispositivo seguiría en el mercado.

La investigación

Al iniciar la conferencia, DJ Koh, jefe de la división móvil de Samsung, ofreció disculpas a clientes, proveedores, y operadoras por este fallo. Según explicó, la compañía tuvo que crear un laboratorio especial para realizar pruebas y descartar todos los componentes que forman parte del teléfono, aquí se probó bajo carga inalámbrica y por cable vía USB Type-C, así como el escaneo de iris, que eran las causas potenciales del fallo.

Al final se llegó a la conclusión de que el fallo provino exclusivamente de las baterías, y en la investigación participaron 700 trabajadores, quienes probaron 200.000 teléfonos y 30.000 baterías, además de la colaboración de tres firmas externas: UL, Exponent and TUV Rheinland, donde en todos los casos se llegó a la misma conclusión.

Los 8 puntos para la seguridad de las baterías

Por supuesto ante el tamaño de esta crisis, Samsung busca recuperar credibilidad y demostrar que están comprometidos con la seguridad, por lo que el informe no queda en sólo explicar el fallo, sino también en tratar de garantizar que esto no volverá a suceder. Por lo anterior están publicando un nuevo programa de verificación de 8 puntos para baterías, una solución que según la compañía será suficiente para mostrar este “compromiso por la seguridad”.

Como era de esperarse, Samsung mencionó que actuaron de forma pronta y efectiva ante este problema, dando una explicación a fondo de lo que hicieron y cómo lo hicieron, que si lo vemos fríamente, parecía más un mensaje de marketing que buscaba limpiar su imagen.

Infographic 8 Point Battery Safety Check

Como ya lo habíamos visto hace unos días, Samsung menciona que el 96% de cerca de 3 millones de Galaxy Note 7 han sido devueltos. Sin embargo, no se dieron detalles acerca de las pérdidas económicas o los acciones que emprenderán como resultado de estas investigaciones, donde es un hecho que la compañía ha sufrido un fuerte golpe, un golpe del que buscará recuperarse este año y éste es apenas el primer paso.

Fundador y Director de LucernaTec.com, co fundador de El Vakeo.com y ElOriental.com.do, amante de la tecnología, el cine, la música, Netflix, y fotografía. Con experiencia en diseño gráfico, redes sociales, creación de contenidos. Puedes encontrarme en: https://www.instagram.com/eljuanmi05/ https://twitter.com/eljuanmi05

Juan Miguel Rivera

Fundador y Director de LucernaTec.com, co fundador de El Vakeo.com y ElOriental.com.do, amante de la tecnología, el cine, la música, Netflix, y fotografía. Con experiencia en diseño gráfico, redes sociales, creación de contenidos. Puedes encontrarme en: https://www.instagram.com/eljuanmi05/ https://twitter.com/eljuanmi05

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Creative Commons License
Samsung confirma que las explosiones del Note 7 fueron por baterías defectuosas y fabricación apresurada is licensed under a Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 License.