Pokémon GO: cuando una actualización deja el juego más roto de lo que estaba

La última actualización de ‘Pokémon GO’ nos ha dejado a algunos con cierta sensación de cabreo y de que Niantic ha hecho las cosas a medias. Ha solucionado algunos errores, sí, pero también ha tomado decisiones un tanto extrañas.

Como por ejemplo deshacerse del sistema de detección de pokémon cercanos. ¿Por qué ha eliminado Niantic la posibilidad de saber qué bichos tenemos cerca? Hay un par de respuestas rápidas que acuden a mi mente: microtransacciones y un intento por evitar la aparición de más aplicaciones de terceros.

Tabién han eliminado el modo ahorro de batería, al menos en la versión para iOS del juego, en vez de solucionar los problemas derivados de su activación. Y teniendo en cuenta que es un juego muy dado a consumir batería, no parece la mejor de las decisiones.

Adiós al detector de pokémon cercanos

El sistema de los tres pasos estaba roto. Cuando el juego detectaba pokémon cerca los mostraba todos a tres pasos con las huellas y no daba muchas más pistas. Pero lo que le pedíamos a Niantic era que lo arreglara, no que lo quitara.

Porque eso es lo que ha hecho la compañía en la última actualización: eliminar por completo el sistema de huellas y de detección de pokémon.

Pokémon GO

O lo que es lo mismo: ahora el juego sólo muestra una lista de bichos que están a nuestro alrededor, pero no podemos saber a qué distancia ni hacia qué dirección se encuentran. Este sistema era una funcionalidad básica del juego que, aunque rota y necesitada de una buena puesta apunto, tenía su razón de ser. Era importante arreglarla.

Con la eliminación de las huellas y de la posibilidad de detectar a los pokémon cercanos, Niantic ha pedido a los responsables de servicios de terceros que dejen de ofrecerlos. Pokévision, por ejemplo, escaneaba la zona en la que nos encontrábamos para decirnos dónde y cuándo podíamos capturar a determinadas criaturas. Y lo hacía usando los propios datos de los servidores del juego.

Su funcionamiento entraba en conflicto con los términos de uso del juego, hasta ahí podemos entender perfectamente la decisión de Niantic con respecto a servicios de ese tipo, pero entonces necesitamos que el radar vuelva al juego y que funcione correctamente. Quitarlo e ir en contra de aquellos que quieren mejorar la experiencia a la vez no parece demasiado acertado.

Por ahora no sabemos si esto es una solución temporal ni si Niantic volverá a implementar este sistema en una próxima actualización. Lo que parece ahora mismo es que la compañía quiere empujarnos hacia la compra de monedas con dinero real.

Con las microtransacciones hemos topado

Lo cierto es que, en sus pocas semanas de vida, ‘Pokémon GO’ no había dado la sensación de ser un juego especialmente molesto con su sistema de microtransacciones. No ha sido complicado capturar pokémon y las paradas nos han ido surtiendo de pokéballs y otros objetos de forma decente.

Personalmente no había tenido la sensación de que el juego me empujara a comprar monedas, sino que los micropagos estaban ahí para cuando yo quisiera hacer uso de ellos sin gastar grandes cantidades. Es más, justo antes de la actualización decidí pagar mis primeros 9,99 euros a cambio de 1.200 monedas para poder comprar cebo, huevos de la suerte, pokéballs, etc. cuando me hiciera falta.

Desde la actualización, mi visión del juego ha cambiado: tengo la sensación de que ‘Pokémon GO’ me quiere empujar más que antes a gastar dinero. Y eso no me gusta. Simplemente por eliminar una característica que funcionaba mal en vez de arreglarla, la compañía está dando la sensación de haber tomado el camino equivocado, sea de forma intencionada o no.

Pokémon GO

La funcionalidad del juego ha sido alterada de una forma aparentemente sutil (el radar no funcionaba bien y ahora no hay radar, con lo que en teoría no ha cambiado nada), pero que en realidad sí cambia por completo su sentido.

La desaparición del detector de pokémon cercanos y la lucha contra las aplicaciones de terceros hace que los módulos de cebo cobren una mayor importancia. Y esos módulos, salvo algunos que te regalan al alcanzar ciertos niveles, hay que comprarlos en la tienda. Hay que pasar por caja. De hecho, tras la actualización, muchos jugadores han decidido reclamar el dinero que han gastado en el juego. Con resultados satisfactorios, además.

En resumen: ‘Pokémon GO’, un juego que se basa en capturar pokémon, ya no te dice cuán cerca tienes un pokémon ni en qué dirección se encuentra, que es una funcionalidad básica y elemental que incluía (rota) de salida. Es más: tampoco quiere que nadie más te lo indique. El juego está, a todas luces, más roto que antes.

Fundador y Director de LucernaTec.com, co fundador de El Vakeo.com y ElOriental.com.do, amante de la tecnología, el cine, la música, Netflix, y fotografía. Con experiencia en diseño gráfico, redes sociales, creación de contenidos.

Puedes encontrarme en:

https://www.instagram.com/eljuanmi05/

https://twitter.com/eljuanmi05

Juan Miguel Rivera

Fundador y Director de LucernaTec.com, co fundador de El Vakeo.com y ElOriental.com.do, amante de la tecnología, el cine, la música, Netflix, y fotografía. Con experiencia en diseño gráfico, redes sociales, creación de contenidos.

Puedes encontrarme en:

https://www.instagram.com/eljuanmi05/

https://twitter.com/eljuanmi05

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Creative Commons License
Pokémon GO: cuando una actualización deja el juego más roto de lo que estaba is licensed under a Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 License.